miércoles, 14 de octubre de 2015

Novedades


¡¡¡Holaaaa!!! Espero que estén muy bien y que ya haya cambiado el clima para todos, por acá donde vivo aún hay calor, creo que el otoño ni siquiera quiere llegar jajaja pero bueno, esperemos que ya no tarde. Hoy, vengo con novedades y es que ya está a próximo a salir mi nuevo libro (5o.), por supuesto por nueva Editora Digital (nED) y ¿por qué no decirlo? muy contenta y con nervios jajaja Y como les comenté anteriormente les dejo el cover de mi libro Bomberos 1.




También comentarles que próximamente se abrirá mi nueva web, está muy bonita. Dejaré como está mi blog y lo estaré utilizando precisamente para esto para algún aviso o locuras que a veces publico. Mi Web más que nada será como escaparate de mis libros, pero también pondré las descargas libres de mis libros que comparto, al igual que aquí pero ya les estaré comentando esto mas adelantito.

Por lo pronto les dejo este fragmento de esta historia de amor de la serie Bomberos, llamada Volver a Amar, espero les guste. 







...Oliver se acomodó una vez más de pronto recordando que no había dormido en su casa ni en su cama y por supuesto esa dureza que se acomodaba perfectamente en su trasero lo hizo ponerse sumamente nervioso.

Oliver abrió de pronto los ojos encontrándose aprisionado entre unos brazos fuertes que no lo dejaban moverse ni un milímetro y simplemente pensó: “Oh Dios mío”

Oliver trataba infructuosamente liberarse de ese agarre, sin embargo el movimiento hacía que se restregara contra la erección mañanera de Josh que parecía no tener idea de lo que hacía, Oliver se movía lentamente de adelante hacia atrás de pronto un gemido ronco lo paralizó por completo.

¿Fue mi voz?

Sin embargo, momentos después un nuevo gemido le reveló que en realidad había sido Josh quien parecía aún estar en el quinto sueño, de pronto Oliver ya no quería moverse de ese lugar, sentirse aprisionado por los fuertes brazos de Josh llenaban de lujuria sus pensamientos.

Se mentiría a sí mismo si se dijera que quería levantarse de la cama; el tener a Josh restregándose contra su trasero y sintiendo el cálido abrazo de oso que le daba era un muy buen incentivo.

Le gustaba el hombre y mucho. Sabía que el tratarlo solo lo llevaría a caer profundamente enamorado de Josh Morning, aunque una parte racional le recordaba lo que le había dicho su amigo… “ten cuidado, no arriesgues tu corazón por alguien que bien podría romperlo en mil pedazos.”

No quería pensar en ese instante racionalmente y maldecía a su amigo por encontrar el momento menos adecuado para recordarle que debería ir con calma para no apresurar las cosas.

Cerró sus ojos cuando Josh lo atrajo más hacia él y su respiración se concentró en la parte trasera del cuello de Oliver.

Oliver cerró los ojos sintiendo la cálida caricia, rogando por que durara solo un poco más, no podía ni siquiera pensar claramente, lo que era bastante malo ya que unos ojitos pizpiretos y traviesos lo veían divertidos.

—¡¡Hola Oli!! —el niño lo saludaba mientras saltaba sobre la cama.

—Buenos días Gerry —Oliver necesitaba donde poderse enterrar en ese instante, la cara le ardía aunque dudaba que Gerry supiera lo que estaba pasando bajo las sábanas, pero no quería ni siquiera averiguarlo porque “qué tal si…”

En ese instante una voz profunda resonó tras su cuerpo.

—Gerry, no saltes sobre la cama, te puedes caer.

—No papi —pero el niño siguió brincando.

Oliver no sabía que hacer o que decir, el sentir el lento movimiento de los labios de Josh sobre su cuello anulaba todo su razonamiento, tuvo que morderse la lengua para no soltar un gemido cuando Josh se movió instintivamente para solo lograr que ese bulto mañanero se instalara perfectamente entre sus nalgas.

Se repetía en su mente que solo era un movimiento involuntario que ni siquiera se daba cuenta de lo que su cuerpo hacía reaccionar al suyo, sin embargo ya no supo que pensar porque obviamente el hombre estaba totalmente despierto pero aún así mantenía ese agarre fuerte sobre su cuerpo.

Por supuesto que no se quejaba ante esto y al contrario lo hacía sentir increíblemente bien; después de todo quien lo sostenía era el hombre del que estaba enamorado desde hacía muchos años.

—Gerry, deja de saltar y ve a lavarte los dientes para que podamos desayunar.

—¡Si papi! —Gerry se sentó en la cama volteando hacia Oliver sonriéndole alegremente y pasando una de sus manitas sobre la mejilla de Oliver—. ¡¡Te quedaste!! —sin más Gerry se acercó y besó la mejilla donde segundos antes había puesto su manita.

El gesto hizo que Josh se preguntara la forma en que el niño veía a Oliver, obviamente no le pareció extraño ver a su padre acostado y abrazado a otro hombre.

Tenía que saber sobre los sentimientos que estaba desarrollando su hijo con respecto al hombre que en ese instante estaba entre sus brazos, pero sobre todo necesitaba poner en orden los suyos primero.

Oliver sintió que su cuerpo se tensó y su corazón gritó de emoción al sentir el beso sincero de Gerry, no podía negarlo era su adoración.

Sintió que sus ojos se cristalizaban y empezó a parpadear repetidas veces para no dejar salir esas lágrimas que no eran más que felicidad, su niño lo quería tanto como él lo hacía...


¡¡Hasta otro Post!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario